Trastorno por déficit de atención

La ESGRIMA EXTRAESCOLAR como propuesta de prevención y curación del Trastorno por Déficit de Atención (TDAH).

Desde: Madrid – Españaicono-españa

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un síndrome o trastorno mental que comprende una combinación de problemas persistentes, como dificultad para prestar atención, hiperactividad y conducta impulsiva. El TDAH en los adultos puede llevar a relaciones inestables, mal desempeño en el trabajo o en la escuela, baja autoestima y otros problemas.

 Por su parte, la Esgrima es una disciplina del deporte cuya práctica se realiza con el objetivo de adquirir destrezas  físicas  y  mentales para realizar asaltos o combates que te permiten tocar y no dejarte tocar con un arma deportiva (espada, florete o sable) frente a un oponente o adversario. Este deporte es una herramienta eficaz para el buen desarrollo físico, psicomotriz, psicológico y creativo de las personas. (Niños, Jóvenes y Adultos). 

Reproducir video acerca de Grupo-de-Trabajo-Entrenamiento-de-esgrima

 

El TDAH se clasifica en tres presentaciones clínicas: falta de atención, hiperactivo-impulsivo, inatento e hiperactivo-impulsivo combinado.

Se caracteriza por un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo.

Trastorno por déficit de atención

  Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes antes de los 12 años de edad, debiendo presentarse en dos o más contextos (por ejemplo, en casa, en el colegio o el trabajo; con los amigos o familiares; en otras actividades) y causar un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o laboral propia del nivel de desarrollo. Esta sintomatología no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental.

 Aunque se llama TDAH en adultos, los síntomas comienzan en la primera infancia y continúan en la adultez. En algunos casos, el TDAH no se reconoce ni se diagnostica hasta que la persona es un adulto. Los síntomas del TDAH en adultos pueden no ser tan claros como los síntomas del TDAH en niños. En los adultos, la hiperactividad puede disminuir, pero los problemas con la impulsividad, la inquietud y la dificultad para prestar atención pueden continuar.

El tratamiento para el TDAH en adultos es similar al tratamiento para el TDAH en niños. El tratamiento del TDAH en adultos incluye medicamentos, asesoramiento psicológico (psicoterapia) y tratamiento para cualquier afección de salud mental que se presente junto con el TDAH.

Ante la alta y demostrada prevalencia del TDAH en las aulas, los problemas asociados, su curso evolutivo y los trastornos comórbidos, se ha planteado en reiteradas ocasiones programas de intervención que consigan disminuir los síntomas conductuales y cubrir las necesidades educativas especiales que este alumnado pueda presentar. 

He aquí cuando la practica del deporte ha conseguido nueva intervención y un hueco más de cabida para continuar aportando al desarrollo social, debido a su indudable impacto en el mejoramiento de la condición física de la persona practicante además del bienestar mental generado.

 

Ahora bien, al ser la Esgrima un deporte integral que permite, por un lado, optimizar habilidades físicas como:  la velocidad, la explosividad, la resistencia, la elasticidad, reflejos, entre otros, de una manera divertida y trabajando en equipo; y por otro, adquirir beneficios mentales como: la autoconfianza, el pensamiento táctico y estratégico, análisis de las victorias y derrotas, resolución de problemas, concentración, gestión de nervios, actitudes positivas, superación y más. Nos ha impulsado a profundizar y revisar las investigaciones, así como los estudios previos sobre el tema, para soportar la efectiva propuesta de implementación de la práctica de la Esgrima a través de la aplicación de programas de entrenamiento en Actividades Extraescolares que han demostrado incidencia positiva en el mejoramiento de la conducta física y mental de niños, jóvenes y adultos.

 

De la referida revisión de la literatura previa, encontramos algunos trabajos destacados, como el de Lodetti, Oldani, y Pomesano (2008) en el que participan 1224 escolares de primaria de entre 7 y 11 años de edad en clases de esgrima dos veces por semana durante dos horas-sesión, con un técnico específico a lo largo de un curso académico; refiriendo mejoras conductuales debidas al ejercicio de la esgrima en conciencia de las reglas del comportamiento, socialización, creatividad, atención, construcción del carácter, habilidad para manejarse uno mismo y habilidad para hacer frente a los conflictos. En escolares diagnosticados con TDAH concluyen, además, un aumento de las habilidades sociales, gestión de conflictos, comportamientos adecuados al contexto y reducción de los fenómenos agresivos.

Siguiendo una revisión de estudios sobre variables psicológicas de esgrimistas en su desempeño deportivo (en concreto sobre las variables atención y control emocional) encontramos más adelante lo sostenido por Reche, Cepero, y Rojas (2010) donde se encuentran diferencias significativas a favor de los esgrimistas españoles con mayor experiencia en atención y control de sus emociones respecto a los menos experimentados en este deporte; no siendo así en la élite (Reche, Cepero, & Rojas, 2012).

Se puede extraer de estos estudios que en esgrima la Atención y la Concentración, son requerimientos de primer orden.  Ambas, junto con el control emocional, podrían desarrollarse con la práctica deportiva de la esgrima a través de su entrenamiento con intervenciones cognitivo-conductuales de refuerzo, disciplina, de solución de problemas y automanejo del autocontrol que caracterizan a este deporte.

El objetivo general de esta publicación es animarte a conocer más sobre este tema, además de valorar la eficacia de un programa de entrenamiento de esgrima durante la actividad extraescolar en la frecuencia de conductas asociadas a síntomas conductuales del TDAH en personas diagnosticados o no con este trastorno.

En conclusión, ya que a hora más que antes, conocemos como nuestra disciplina deportiva continúa dando grandes aportes al desarrollo y bienestar social, ¿Te has animado aprender más sobre la ESGRIMA  en el terreno escolar? ¿Has puesto a prueba este deporte con algún hijo o familiar en actividades extraescolares? ¿Sabias que estos trastornos no solo se presentan a los niños? ¡¡¡Coméntanos!!! o Contacta con nosotros. 

Please follow and like us:

2 comentarios en “La ESGRIMA EXTRAESCOLAR y el TDAH”

    1. Gracias por lo que nos corresponde. Más que un club, somos gente que continuamos trabajando por el bienestar y la mejora de la calidad de vida del ser humano a través de la preparación física y mental con este valioso deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola!!! ¿En qué podemos ayudarte?